Videopresentación

Pocas cosas odiamos tanto como el vernos cara a cara con la propia realidad. Sin embargo es un ejercicio más que recomendable, precisamente por eso: nos pone cara a cara con nosotros mismos. Creo sinceramente que nuestra visión suele ser más negativa que la que suelen tener el resto, porque si no realmente sería desastrosa. Pero ¿para que puede venir bien grabarse en video mientras tratas de convencer a la cámara de tus propósitos? Básicamente para ver de manera clara los errores a mejorar, los silencios, las miradas, los movimientos gestuales, los tics, las repeticiones… Un ejercicio obligatorio para todo buen orador debería ser ponerse ante un espejo o ante una cámara y estudiar con detalle estos aspectos, a los que podríamos añadir la modulación de la voz e incluso la modificación del mensaje desde un enfoque diferente.

En resumen: medir para mejorar, y en el caso de las habilidades sociales, la mejor manera de medir es la propia crítica.

El vídeo resultado de mi experimento lo obviaremos porque ya he sido yo mismo excesivamente crítico. Pero para muestra, un botón.

videotutorial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s