Gente Tóxica – Bernardo Stamateas

Hoy he dedicado unas horas a revisar un regalo de un amigo muy querido (y su esposa, también muy querida) y además me lo regalaron justo en un momento de mi vida en el que lo estaba pasando especialmente mal. Evidentemente el regalo tenía doble mensaje: me regalaban un bestseller del momento (Año 2013) y además me daban un mensaje: “Lo que te ha sucedido hasta ahora es porque te rodeabas de gente tóxica. Aprende a que no te suceda.” Evidentemente esto es muy subjetivo, y la “toxicidad” de las personas en ocasiones depende de la percepción de uno, entroncando con lo visto hasta ahora en post anteriores acerca de las PNL. Pero también es cierto que hay gente que tiene carnet oficial de “tóxico”, y a cualquiera que le preguntes te lo confirmará con rotundidad. Esta gente provoca dolor, desconcierto y situaciones poco deseables. El motivo por el cual les sucede esto puede ser muy variado, aunque normalmente son traumas, inseguridades y frustraciones que acaban siendo enfocadas mediante el daño a los demás.

GENTE-TOXICA[1]

Pues este libro de Bernardo Stamateas habla de eso, clasificando a la gente en diferentes tipos de toxicidad, pudiendo elegir el que queramos, sin tener que leer el libro en el orden establecido, sino coger el tipo de personalidad que más nos afecta.

Los tipos son: los meteculpas, el envidioso, el descalificador, el agresivo verbal, el falso, el psicópata, el mediocre, el chismoso, el jefe autoritario, el neurótico, el manipulador, el orgulloso, el quejoso.

Seguramente todos conocemos a alguno de cada tipo, y de alguna manera también podemos identificarnos a nosotros mismos en alguno de estos arquetipos. El libro describe cada uno de estos rasgos identificativos de gente tóxica y explica las maneras de combatirlos y de sobrellevarlos. Aunque una de las misivas principales del texto es que el camino de la vida lo elegimos nosotros e igualmente elegimoslas personas que queremos que nos acompañen. Por eso es importante saber qué queremos de la vida para rodearnos de las personas adecuadas.

En lo personal diré que me queda mucho que aprender. Creo que soy de esas personas que tienen cierto imán para la gente tóxica. Hasta puede que me resulten atractivas por su dificultad. Pero el daño es igual que en el resto, con lo que me queda mucho que aprender en este camino. Lo cual no deja de ser apasionante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s