Presentando e intentando emocionar

Tratando de poner en práctica lo aprendido en la charla anterior, el pasado viernes 3 de Junio se celebraron en Almassora un encuentro de archiveros donde un servidor fue invitado a contar su experiencia al respecto en el ayuntamiento de Picanya.

IMG_20160603_102940

Los resultados tuvieron dos visiones: una, la puramente técnica desde el punto de vista de habilidades comunicativas, creo que se cumplió al 100%. La presentación, especialmente en su primera parte toma el formato establecido por los preceptos de una “presentación zen”. De alguna manera se utilizan diapositivas donde no se muestra demasiada información pero con imágenes impactantes, tratando de dar tres o cuatro ideas básicas de una manera elocuente.

Sin embargo las sensaciones en cuanto a la reacción del público fueron posiblemente las peores que he tenido nunca. Por otro lado es algo previsible dado el colectivo al que me dirigía. En cualquier caso sí es cierto que hay dos maneras de analizar la situación: sin entrar en detalles en si lo explicado era lo adecuado o no, la pregunta es ¿Hay que decir lo que se quiere oir? ¿Hay que decir lo correcto de manera que no se hieran sensibilidades? La intención era la segunda… ¿Lo conseguimos? Probablemente. Sólo probablemente.

Lo que sí esta claro es que provoqué emociones, suscité controversia, y se movieron cimientos. Precisamente el paso previo para la innovación tecnológica.

DSC_2907

Información Vs. Conocimiento (Visión de las AAPP) (y III)

Siguiendo con las entradas acerca de Big Data y Administraciones Públicas, y poniendo sobre la mesa algunos ejemplos de hasta donde pueden llegar los Big Data:

  • Se han creado más datos en los últimos 2 años que en toda la historia de la humanidad
  • El Big Data crece a una velocidad nunca antes vista, y se estima que para 2020 cada individuo creará 1,7 megabytes de información nueva por segundo
  • Los usuarios de Facebook envían una media de 31,25 millones de mensajes y miran 2,77 millones de vídeos por minuto
  • El mercado de Hadoop, un software libre de distribución informática, estima una tasa de crecimiento anual del 58%, superando los 1.000 millones de dólares de ganancias en 2020.
  • De momento solo se analiza y utiliza el 0,5% de todos los datos que existen, por lo que debemos considerar el potencial que este mercado presenta.

Con todo lo visto hasta ahora, podemos concluir que un buen tratamiento de la información en las AAPP, podría dar un gran valor en diversos aspectos de las mismas. Sin embargo, aventurarse a decir que todo es Big Data es aventurarse demasiado. Sólo una pequeña porción de los posibles proyectos de gestión de la información serían de Big Data. Y ahí se mezclan muchos elementos: Big Data, Open Data, Business Intelligence… y quizás nos dejamos los principales: gestión documental, puesto que en las administraciones públicas las unidades de información se plasman en documentos, y estas no dejan de ser entidades de producción de información, con lo que por lógica debe darse el tratamiento adecuado.

Sin embargo la realidad de las administraciones en muchas ocasiones deja bastante que desear en cuanto a gestión de la información se refiere:

rsz_expediente_digital_poder_judicial

Con esta situación, hablar de conceptos de nueva generación de gestión de la información es un tanto atrevido. Los motivos por los que sucede esto son básicamente que se genera mucha información sin control, sin disciplina y mal gestionada, en muchos casos en papel, y en otros casos, cuando se digitaliza el caos, pasamos del caos en papel al concepto de Big Chaos, o una maraña de información poco inteligible. Sin embargo aún queda esperanza, y hasta en este caos los científicos de datos son capaces de crear provecho, pero cabe pensar que esta materia gris sea mejor aprovechada en información heterogénea generada en toda la red de redes que en una organización que se supone bien gestionada.

Algunos motivos para esta situación:

  • Falta de disciplina en Gestión de la Información (que no Ciencia de Datos)
  • Falta de coordinación interdepartamental
  • Resistencia al cambio
  • No hay suficiente penetración de las TIC
  • Inmadurez tecnológica
  • Falta de integración en las diferentes aplicaciones
  • No existe DATO ÚNICO ni repositorio común.

Con cada uno de estos puntos podríamos dedicar varios post, y en algunos de ellos ya nos hemos centrado en otras entradas de este blog, pero baste decir que sin una correcta organización parece ilógico querer abordar aspectos como el Open Data o Transparencia. Y que los buenos gestores de la información hoy en día están muy cotizados, más que nada porque no existe una profesión muy clara para ser un buen gestor de la información. La titulación de documentalista está en extinción, y las titulaciones en gestión de la información son en forma de Master con precios que no todo el mundo se puede permitir. Eso sí, desde luego es una profesión de futuro. Aquí un ejemplo de una titulación ideal para ello.

Sírvanos como conclusión decir que es muy cool hablar de Open Data, de Big Data y de transparencia. Es trendy, y está de moda. pero nuestra tendencia a empezar la casa por el tejado guiados por estas modas o por la necesidad de figurar de algunos agentes políticos puede resultar en que finalmente se quede en tan sólo unas fotos, unos congresos, y mucha gente hablando de ello.

Información Vs. Conocimiento (Visión de las AAPP) (II)

El modelo por el cual se adquieren los conocimientos y se imparten ha cambiado con la aparición de la Ciencia de Datos (no Big Data). En la siguiente figura se puede observar el tratamiento clásico de la información. El conocimiento se crea partiendo de la investigación fundamentalmente, y con este conocimiento se imparte doctrina y se obtienen titulaciones para incorporarse al mundo profesional. Este modelo, aunque pueda tener ligeras variaciones, es el que se ha venido dando habitualmente.

old

Ejemplos de este modelo los encontramos de manera habitual en la medicina, las letras, la biología… aunque esto está sufriendo cambios.

Con la aparición de la ciencia de datos aparece un nuevo paradigma de creación de conocimiento. En este, la información que se genera en la sociedad desde diferentes fuentes, tanto profesionales, como de ámbito doméstico, académicas, etc, genera una serie de información que analizada por los científicos de datos produce conocimiento. Este conocimiento es posteriormente explotado con diferentes propósitos.

new

¿Desaparece la investigación entonces? ¿Desaparece la docencia? Es evidente que no. Sencillamente se han de combinar ambos modelos, de manera que el conocimiento adquirido de los datos pueda estudiarse en las universidades, o la investigación también vaya orientada al estudio de los datos.

Algunos ejemplos de este segundo modelo podrían ser:

  • Predicción según tendencias (venta de seguros, compañías telefónicas…)
  • Movimiento de población según horas o eventos (venta de información GPRS a empresas, facebook…)
  • Predicción de crímenes según tendencias (Chicago, NY, Detroit…)
  • Información de conductores acerca del estado de las carreteras mediante APPs (Waze)
  • Uso de información de gustos y hábitos: NetFlix, Amazon, Apple Music, Spotify…

¿Como es posible que Minecraft valga 1.8 billones de $? Pues porque tienen 18 millones de jugadores.

Lo que está claro es que hay muchas empresas que se dedican a vender datos. Sin embargo tienen mucho más valor cuando se convierten en conocimiento. Así pues las empresas que en lugar de datos sin procesar ofrecen sus conclusiones procesadas, es decir conocimiento, obtienen mayor beneficio.

Esto mismo es aplicable a las AAPP. El correcto tratamiento de la información, por ejemplo, de una ciudad, puede significar el éxito en la gestión pública o incluso el éxito en una gestión política. Podemos conocer el estado de opinión de la ciudadanía por las Redes Sociales, podemos prever el movimiento de la delincuencia en una ciudad a priori mediante patrones de los mismos analizando esta información… Sin embargo ¿Quienes son los productores de esta información? ¿Permite la ley española la explotación por parte de las AAPP de según que información protegida?

Seguiremos ahondando en ello en próximos post.

Información Vs. Conocimiento (Visión de las AAPP) (I)

En estos post trataremos de poner cordura a uno de los elementos que quizás es tendencia en los últimos años, y que las administraciones públicas, quizás atraída por esa moda, más que por una tendencia clara de la sociedad, ha entrado en esa vorágine de “postureo” que quizás está más allá de lo estrictamente necesario, sin perjuicio de que debamos mirar en el horizonte hacia lo “que se debería de hacer” sin dejar de hacer “lo que realmente se tiene que hacer AHORA”.

Vivimos en la década de los datos. De un tiempo a esta parte es todo datos, información, en grandes cantidades y por todos los lados. La revolución de las comunicaciones, la aparición de internet y de las redes sociales nos ha llevado a producir grandes cantidades de información, de estas y de otras miles de fuentes.

big_data

El concepto Big Data está quizás muy manido para lo que se pretende, especialmente en el 90% de las AAPP, y más que Big Data se debería hablar de Data Science o de Ciencia de Datos, que no es sino el tratamiento científico de los datos para convertiros en información, o sea el 2DK o “Data To Knowledge”.

Así pues, la Ciencia de Datos es aquella disciplina que trata de extraer conocimiento de la información. Para ello se utilizan diferentes conceptos de los que quizás hemos oído hablar pero que no todo el mundo conoce. Podemos mencionar:

  • Data Minig o “minería de datos”, que es la extracción y búsqueda de datos de diferentes fuentes, normalmente para incluirlos en una única fuente, normalmente temporal, que será la que se utilice para extraer el conocimiento.
  • Data Analytics, o análisis de datos, que no es sino la aplicación de técnicas de ciencia e ingeniería de datos sobre la información obtenida.
  • Data Warehouse, es el concepto de almacenamiento con una estructura determinada para proceder a la explotación posterior.

Podemos ver en las tendencias (google trends)  que mientras los términos open data, smart city o data science se llevan escuchando y comentando desde hace mucho tiempo de una manera sostenida, el término “open data” es una clara tendencia al alza. Sin embargo cabe destacar que ni toda la ciencia de datos es Big Data ni todo el Big Data es ciencia de datos, que es lo que realmente nos interesa.

trends1

En el caso de los términos más cercanos a las AAPP el asunto es aún más llamativo:

trends2

Desde luego está claro cuál es el interés, no sabemos si es de la ciudadanía o de la propia administración. Estos datos hacen pensar que debemos conseguir cuanto antes estos mecanismos de transparencia, que hoy en día no se pueden conseguir de una manera eficiente si no superamos la fase de administración electrónica, o al menos si lo queremos ofrecer de una manera electrónica, que al fin y al cabo es la única manera que se nos ofrece en la nueva ley 39 de procedimiento administrativo.

Hay una gran frase de Dan Ariely que define muy bien el concepto Big Data y su utilización: “Big Data es como el sexo en la adolescencia: todo el mundo habla sobre ello, pero nadie sabe realmente cómo se hace, así que todo el mundo dice que lo está haciendo.”

¿Pero hemos superado la primera fase (eAdmin) para poder abordar la tan manida transparencia? Lo veremos en el siguiente post.